6 mayo–30 jul 2017

Adrián Balseca
Horamen

>
of
<

En Horamen, Adrián Balseca rastrea transformaciones y mutaciones relativas a la metalurgia precolombina. El elemento central de la obra del artista es el crisol, instrumento milenario en arcilla y grafito que fue utilizado por las culturas ancestrales del actual territorio de Ecua-dor y que se sigue utilizando como herramienta para la fundición artesanal. El artista emplea los crisoles para crear constelaciones escultóricas que remiten a una cartografía geo-gráfica, a la del lugar originario de la cultura La Tolita-Tumaco (600 a.C.–400 d.C.), región metalúrgica reconocida por su gran innovación tecnológica y formal. Cartografía también política y financiera: la del extractivismo, que comenzó hace cinco siglos con la llegada de los españoles y que continúa en el presente. Balseca explora las dinámicas que circundan a las piezas en metal, sus intercambios, territorios y desplazamientos, y los momentos resimbolización, como por ejemplo en la adopción del Sol de Oro Tolita como emblema del Banco Central del Ecuador.

La práctica reciente de Adrián Balseca explora la relación y las tensiones entre la producción industrial y artesanal. Enfoca en procesos históricos, y en cómo determinadas tecnologías, objetos, manufacturas, bienes o materiales, capturan de modos complejos esas transformaciones sociales, culturales o políticas.

Horamen es el tercer capítulo del proyecto de investigación y exposición Zarigüeya/Alabado Contemporáneo, que explora la colección de arte precolombino de la Casa del Alabado desde la perspectiva del arte y la producción cultural contemporánea. El impulso del proyecto, organizado por Manuela Moscoso, Manuela Ribadeneira y Pablo Lafuente, es producir formas o enlaces inéditos que permitan conexiones parciales entre los objetos y la práctica de artistas invitados, respondiendo a la fascinación que esos objetos suscitan con nuevas construcciones. El primer proyecto de la serie, de autoría de Asier Mendizabal (2 de abril–8 de julio de 2016), exploró la documentación, clasificación y exhibición de objetos arqueológicos como una práctica histórica y política. El segundo, de Osías Yanov (1 de octubre–30 de diciembre de 2016), desplazó materiales culturales precolombinos fuera del Museo, hacia un contexto de acción coreografiada.

Quito,